miércoles, 7 de octubre de 2009

El regalo que nunca te di

Cierro los ojos y nos veo, nos recuerdo caminando ese domingo con el sol en nuestras caras, no sudábamos, era un calor cómodo, de los pocos que hay, viene a mi mente el centro de la ciudad, para hacerlo un poco mas nostálgico con tonos amarillos y olor a café, me preguntabas como llegaríamos hasta el zócalo, no sabias que vivía tan cerca de el, aun pienso que sigues sin ubicar el departamento, ninguno de los dos sabia que esa seria la ultima vez que desayunariamos juntos en el puerto y desde entonces hemos jurado repetirlo, pero aun seguimos esperando el momento.

Recuerdo la mesa junto al balcón, los chilaquiles y la poca preocupación por terminar de platicar de nada y todo al mismo tiempo, cosas que sólo nosotros podemos platicar y que sólo nosotros entendemos y es por eso que esta noche antes de dormirme, encontré la razón para escribir esto, es mi manera de compensarte el regalo de cumpleaños que nunca te di, gracias por los recuerdos.

jueves, 13 de agosto de 2009

Mi mejor amigo

Otra vez el motor dentro de mi, calentando y haciendo ruido, esperando a que suelte el freno de mano para arrancar a toda velocidad y estrellarse contra la pared, con ganas de que a todo se lo lleve la chingada y nomás quede polvo de lo que soy, por eso es que he llegado a pensar que desde que nací el estrés es mi mejor amigo.

viernes, 3 de julio de 2009

El viaje


Concha Buika y Kiko Navarro, la canción de mi momento.

Hoy he sentido que el silencio se me muere
Cada vez que entras despacio en la habitación
Desnúdate y cuéntame porque estas conmigo
Desnúdate y cuéntame porque cuando juego a no quererte
Siento que florece algo en mi corazón
Desnúdate y cuéntame porque sigo pecando contigo.

Porque sigo pecando contigo y tú conmigo
Cuéntame porque no crees en mí cuando me ves llorar amor

Y aquí sigo provocandote reacciones que no entenderé
Susurrándote canciones que no cantaré
Y sigo aquí andando y tropezando contigo
Sigo mojando tu almohada con mi sudor
Sigo haciéndote creer en el amor
Y vivo así...yo vivo soñando contigo

Porque sigo pecando contigo y tú conmigo
Cuéntame porque no crees en mí cuando me ves llorar
Fingiendo que nada duele porque sigo pecando contigo

Porque sigues pecando conmigo y yo contigo
Si tú sabes que no creo en tí cuando te veo llorar amor
Si me ofende y me pervierte porque sigo soñando contigo

Deseándote,
inventándome canciones,
deseándote

Porque sigo bebiendo de tus labios amor,
porque sigo pecando contigo
Sé Valiente y mírame de frente mi amor,
dime porque sigues pecando conmigo
Fingiendo que nada duele porque tu sigues
pecando conmigo

jueves, 2 de julio de 2009

Erotimix

Creo que te haré caso y te diré que si, estos días no han sido fáciles, llenos de insomnio erótico, recordando tu cabello casi naranja por codominancia imperfecta, tu voz ronca y el teléfono que dejé sonar tres veces antes de contestar y decirte hola entre risas y nervios.

Aquel día me mostraste todo, aun lo recuerdo, no pude quitarte los ojos de encima ni por un segundo, casi no parpadeaba y mi boca estaba entreabierta, seca y mojada por ti, mi seguridad llena de nervios al hablar contigo.

Flash repentino en mi mente, definiendome como observador con toda la connotación peyorativa que esto tiene, imágenes veloces que se detienen para contemplar aquello ya vivido, contornos y convulsiones en tu cuerpo, movimientos alternados, calor insoportable y vista borrosa, muerte espontánea, rápida...

chiquita.

sábado, 18 de abril de 2009

Extraños habitos

5 hábitos extraños:

Me lo enviaron por mail y ya lo he visto en uno que otro blog, el chiste es escribir 5 hábitos extraños que consideres muy personales y únicos.

1. Tengo la costumbre de cepillarme los dientes mas de seis veces al día, antes de salir a la calle, antes y después de comer, antes de dormirme y al levantarme por las mañanas, al igual que lavarme la cara antes de dormir aunque acabe de bañarme.

2. Tengo pensamientos muy románticos, por lo mismo siempre que llueve asomo la cara por las ventanas para oler, ese olor me tranquiliza.

3. Un hábito, no tan extraño pero muy mio, es cantar y caminar por toda la casa, cuando no hay nadie claro, camino descalzo y meto la cabeza en el closet y canto muy fuerte, hasta ponerme rojo, es algo en plan de catarsis creo.

4. Mi cabello, una obsesión muy grande, lo corto de mil maneras, lo toco, lo peino, lo mojo, lo seco, en todo el día no logro sacar las manos de mi cabello.

5. Un hábito extraño y quizá por mi edad, es que acostumbro a escuchar boleros o música catalogada para personas mayores todo el tiempo, lo disfruto mucho, siempre he tenido la idea de que tengo un alma vieja, creo que ya lo dije en alguna otra entrada, pero disfruto mucho de ser un anciano prematuro en ese aspecto, me causan cosquillas en la espalda y una grande y muy espontánea sonrisa, que sólo yo entiendo pero que me hace muy feliz.

sábado, 14 de febrero de 2009

Aleatorio

Ahora que ando bien pinchiii aburrido! decidí hacer lo que ya he visto en otros blogs, aquel desmadrito de responder preguntas con nombres de canciones! pero como era un cuestionario tipo examen profesional, de 473 preguntas, pongo las mas destacadas, mire usté:

¿CUÁL ES TU LEMA?
Paolo Nutini- New shoes
Obvio porque para mi todo tiene solución con un par de tenis nuevos.

¿QUÉ PIENSAN TUS AMIGOS DE TI?
Strangeboy- Brazilian girls
Eso hasta yo lo pienso de mi.

¿CUÁL ES TU PASATIEMPO?
Ganja Bus- Cypress Hill
Que pesada la pinchiii lista de reproducción.

¿CÓMO MORIRÁS?
Asteroide- Zoe
Ayyy ojooon!

¿DE QUÉ ÚNICA COSA TE ARREPIENTES?
Y la fiesta comenzó- Timbiriche
"dejen de comer helado, corramos hacia a la diversión, todos a bailaaaaar" me arrepiento de tener esa canción y reír cada que la escucho.

¿QUE TE HIERE AHORA?
Aunque no sea conmigo- Celso Piña
Eso me hiere cada que me acuerdo, pero quiero que seas feliz aunque no sea conmigo jajajajaja!!! obvio no, porque soy un envidioso jijoeputa!.

miércoles, 14 de enero de 2009

Recuerdos

Recuerdo aquel día en el que llegué al puerto, aun inseguro y con muchos pensamientos corriendo, ideas y miedos se movían dentro de mi.
Recuerdo haber pensado, conoceré a muchas personas, tal vez al amor de mi vida, tal vez a aquella persona que me entenderá, que me preguntara ¿por que no te conocí antes?, le contestare fácil, "son cosas del destino", siempre he tenido pensamientos muy románticos acerca del destino.

Recuerdo haber odiado este lugar al principio, recuerdo noches de arrepentimiento, noches de soledad y reflexión, no había mucho que reflexionar, nunca he sido un aventurero, así que decidí que las cosas caerían por su propio peso, y así fue.
Poco a poco fui conociendo, fui confiando y un día me encontré en el lugar en el que tenia que estar.

Recuerdo aquella tarde en que los acompañe a tomar fotos, como fiel admirador de la fotografía era algo que me entusiasmaba mucho, nunca había caminado por esos lugares, a cada paso me encontraba mas identificado, como si ya hubiera estado ahí antes, creo que en otra vida acostumbre a pasear por aquí, extasiado en paramnesia camine junto a ustedes hasta llegar al museo de la ciudad, creo que fue la primera vez para los tres en ese lugar, llegamos al parecer un poco tarde, el sol empezaba a ocultarse.

Recuerdo como al pasar esa puerta de madera, nos encontramos en el centro del lugar, con una gran fuente apagada y murciélagos volando alrededor, frente a nosotros se encontraban unas grandes escaleras, a un lado de ellas había un letrero que decía algo como "antiguo orfanato a cargo de la señora... en 1..." inmediatamente sentí escalofríos bajar por toda mi espalda, la idea de un orfanato siempre me ha resultado de miedo, mirábamos todo sin hablar entre nosotros, decidimos subir las escaleras, al fin, la idea seguía siendo tomar fotos.
Antes de empezar a subir, se escucho en voz de mujer "a ver, otra vez" nos detuvimos y empezó a sonar una milonga, subimos rápido, en especial yo, no sabían que me apasiona el tango, la milonga y todo lo que tiene que ver con ese genero, aunque no por eso soy un gran conocedor.

Recuerdo que estando en el segundo piso, en la sala de la derecha se encontraba una pareja bailando, la mujer tenia el cabello coloreado de un naranja intenso y el señor un poco calvo vestido de negro, bailaban muy bien, era la primera vez que veía un tango tan de cerca, arriba colgaba un gran candelabro, la sala estaba cubierta de madera hasta la mitad, y en el fondo se encontraba un gran retrato de la señora, si, la señora del orfanato, era una niña, después me enteraría que tenia quince años cuando empezó a cuidar del lugar.

Recuerdo haber sonreído y guardado silencio, al finalizar la canción, mi amigo se acercó un poco mas y tomando su cámara con las dos manos, se las mostró a la pareja haciendo un movimiento hacia adelante en señal de que permitieran tomarles una foto, la pareja aceptó y posaron, la foto fue rápida y nos retiramos del lugar.

Recuerdo meses después haber regresado al museo, a la misma hora y solo, la música ya había comenzado, espere afuera, al salir la señora joven, delgada y de cabello de color me observó y me preguntó, ¿Te gusta el tango?.
Recuerdo haber comenzado mis clases ese mismo día, eramos pocos, pero ahí fue cuando comprendí que el destino si existe y que las cosas si suelen caer por su propio peso, pero sólo para hacerte saber que ahí están, lo demás depende de ti.

"Arrancame la vida con el ultimo beso de amor, arrancala, toma mi corazón, arrancame la vida y si acaso te hiere el dolor, ha de ser de no verme por que al fin tus ojos me los llevo yo"